¿Qué es un golpe de calor? ¿Quiénes tienen más riesgo de sufrirlo?

Los golpes de calor son una forma de hipertermia o enfermedad relacionada con el calor, una temperatura corporal elevada acompañada de síntomas físicos que incluyen cambios en la función del sistema nervioso. A diferencia de los calambres por calor y el agotamiento por calor (otras dos formas de hipertermia que son menos graves) el golpe de calor es una importante emergencia médica que puede complicarse si no se trata adecuadamente y con rapidez.

La hipertermia severa se define como una temperatura corporal de 104 F (40 C) o más.

Normalmente el cuerpo genera calor por el propio metabolismo, y por lo general es capaz de disipar el calor mediante la radiación del calor a través de la piel o mediante la evaporación del sudor. Sin embargo, en condiciones de calor extremo, humedad elevada o esfuerzo físico intenso bajo el sol, el cuerpo puede no ser capaz de disipar suficientemente el calor y la temperatura del cuerpo aumenta, a veces hasta 41C o más.

Una de las principales causas de golpe de calor es la deshidratación. Es posible que una persona deshidratada no pueda sudar lo suficientemente rápido como para disipar el calor, lo que hace que la temperatura del cuerpo aumente.

Los grupos de personas con más riesgo de sufrir un golpe de calor son:

  • 3ª Edad: Los ancianos (a menudo con enfermedades cardíacas asociadas, enfermedades pulmonares, enfermedades renales, o quienes toman medicamentos que los hacen vulnerables a la deshidratación y los golpes de calor)
  • Atletas.
  • Individuos que trabajan afuera y ejercen físicamente bajo el sol.
  • Bebés y niños.

¿cuales son los síntomas de una insolación o golpe de calor?

Los síntomas del golpe de calor a veces pueden parecerse a los de un ataque cardíaco u otras afecciones. A veces, una persona experimenta síntomas de agotamiento por calor antes de progresar a golpes de calor.

Los signos y síntomas de un golpe de calor son:

  • Náusea
  • Vómitos
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Calambres, dolores musculares y mareo.
  • Pulso rápido,
  • Respiración dificultosa,
  • Comportamiento extraño,
  • Alucinaciones,
  • Confusión.
  • Agitación.
  • Desorientación.
  • Convulsiones.

Aunque estos son los principales síntomas que se pueden presentar paulatinamente, algunas personas pueden sufrirlas repentinamente.

 

Fuente: https://www.medicinenet.com/heat_stroke/article.htm 

Otros consejos relacionados: