Clínica Atenea es unos de los centros médicos más completos de la provincia de Valencia y cuenta con un servicio de pediatría de lunes a viernes por la tarde y domingos por la mañana de Noviembre a Marzo, con un gran equipo de profesionales que nos ayudarán a cuidar de los más pequeños de la casa.

El Dr. Rafael Calderón forma parte del equipo de Clínica Atenea y nos va a aclarar una serie de dudas sobre el servicio de pediatría.

follow ¿Cuál es el mejor método para que nuestro hijo le pierda el miedo al médico?

Yo recomendaría que eligieran a un profesional que les pareciera honesto,  que sea técnico, que tenga habilidades de comunicación con el niño y una vez elegido vayan a él.

see url La consulta al médico puede resultar una experiencia no muy agradable para nuestros hijos. ¿Qué puede hacer el pediatra para hacerles pasar este mal trago de la mejor manera posible?

Ser honesto, no mentir, en el momento que tú le mientes a un niño se pierde la confianza, entonces hay que decirles la verdad y si una cosa le va a doler hay que decirle te va a doler poco, pero te va a doler.

get link Aparte de las visitas programadas, ¿con que frecuencia se debe visitar al pediatra?

Cuando vean que tienen fiebre, cuando noten que el niño no es el niño que habitualmente es, cuando el niño esta decaído, cansado, desganado, que no quiere comer nada… es cuando se debe acudir al pediatra.

La cuestión de las vacunas preocupa especialmente a los padres, usted (Dr. Calderón) reomienda que los niños se vacunen siempre para prevenir o incluso radicar enfermedades.

Nosotros siempre recomendamos que las vacunas se administren, porque esto hace que los niños crezcan con salud, que los niños no tengan enfermedades y si las tuvieran disminuye las consecuencias.

Pera la prevención, aparte de pasar por la consulta del pediatra, ¿recomienda seguir unas pautas higiénicas para que el niño no enferme?

Si, sobre todo los lactantes por debajo de 1 año de edad, y especialmente durante los 3 meses de vida que es el periodo más vulnerable que tiene un niño. Lo recomendable es cada vez que vamos a manejar al niño, le vayan a dar el pecho o alguna toma de biberón, es lavarse bien las manos con agua y jabón hasta mitad del codo.

Si están acatarrados los papas no acercarse a menos de un metro del niño.

Desde Clínica Atenea, trabajamos para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes, sobre todo si se trata de un colectivo tan vulnerable como son nuestros hijos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies